Un trocito de mi // A mis alumnas de los Lunes y Martes.

Hoy quiero compartir con todos los que pasáis por el blog, uno de los días que más feliz me han hecho en lo que llevamos de año.

Cómo ya sabéis tengo la inmensa suerte de trabajar en lo que me gusta, que es enseñar y compartir con otras personas técnicas de maquillaje social. Desde hace un tiempo defiendo con uñas y dientes una visión del maquillaje que no es la común. Defiendo la belleza de la mujer, sea cual sea. Defiendo las ganas de desmontar las leyes del visagismo que nos han acompañado durante años y que aun hoy día se siguen dando como iniciación en la mayoría de los cursos de maquillaje que se imparten en este país. Considero que es un camino equivocado ya que esas leyes dicho en pocas palabras “no hay por donde cogerlas”

Hace cuatro años decidí dar vida a mi pequeño espacio de formación en Sevilla, un espacio humilde donde lo más importante es saber y conocer que ante todo somos humanos y que estamos allí por un motivo concreto, que no es otro que el de hacer los sueños realidad.

He trabajado mucho durante mucho tiempo  para poder llegar al punto donde me encuentro hoy. No siempre he hecho las cosas bien, de eso estoy segura, pero el errar a veces nos sirve para darnos cuenta de que el camino en el que nos encontramos no es el correcto. Ante ese punto no hay retroceso, solo hay que cambiar de camino, buscar el camino de la luz, el camino por el cual las pisadas no son pesadas. Esa sensación se nota con facilidad, ¿acaso nunca habéis sentido como los días pasan tan rápido que incluso sentimos pena?. La sensación de no querer que ese momento termine.

En el mes de Enero y de Febrero dieron comienzo los cursos de maquillaje profesional de este año. Dos grupos, uno con seis chicas y el otro que finalmente terminó con cuatro. Ana, Loli, Fabiola, Toñy, Silvia , María José, Vanesa, Eva, Rocío y María. Estas chicas han sido para mí el empujón que faltaba en mi vida para darme cuenta de que voy en el buen camino.

Cada semana en sus ojos se podía notar las ganas de aprender, las ganas de superarse, las ganas de volvernos a ver …. Sus ojos eran luz. Me he sentido muy cómoda defendiendo en cada clase mi visión del maquillaje.

A mis alumnas:

Ya os dije a cada una en la última clase lo que sentía por cada una de vosotras y que conocía muy bien vuestros puntos positivos como los negativos enfocados a esta profesión tan maravillosa. Vuelvo a daros las gracias por haberme llenado tanto el alma.

Habéis hecho que mi espacio de trabajo sea lo que yo buscaba. Una formación de tú a tú, donde desde la humildad aprendamos y demos lo mejor de cada uno de nosotros. Un espacio en el que se pueda hablar libremente de todo, donde hay cabida al debate, y un espacio donde cada uno puede tener un sentido del gusto totalmente diferente que el de otra persona.

Como regalo os dejo este video, que resume en imágenes las 88 horas de trabajo que hemos pasado juntas.

 

Antes de poneros el video quiero decir a mis niñas de los martes, que aunque no haya video de vuestra despedida tengo el mismo sentimiento que con las chicas de los lunes. (no tuve la suerte de que marco librara el martes para poderlo dejar todo grabado en video ;( ) Os quiero mucho a las cuatro.

EMAKEUP.ES – Fin de Curso Maquillaje 2017 from emakeup.es on Vimeo.

 

PLAZAS DISPONIBLES PARA LAS NUEVAS PROMOCIONES.